Anécdota de un viaje muy feliz y lleno de sorpresas en la provincia de Jujuy, Argentina.

En una de mis aventuras recorriendo sola Argentina, hice un viaje a la provincia de Jujuy, una ciudad del noroeste del país no tan turística. No sabía a dónde llegaría (como siempre) y terminé en Tilcara, un pueblito chiquito, en medio de la nada y muy caliente durante el verano.

Allí me recomendaron visitar la Garganta del Diablo, una zona rocosa atravesada por un río y con una gran cascada al final. Al ver las fotos de este fenómeno natural, me emocioné por conocerlo, más aún porque podía ir hasta allá caminando y no tendría que pagar un tour que afectara mi presupuesto. Después de dos meses viajando necesitaba cuidar un poco mi bolsillo.

haciendo turismo en jujuy, argentina

Al preguntar cómo podía llegar, en el hostal me indicaron que había un sendero de unos 4 km; solo tendría que seguirlo y desde ahí avanzar hasta la cascada. “No está mal”, me dije a mí misma, “al fin y al cabo me gusta caminar”.

Arreglé una pequeña mochila y salí como a las 9:00 a.m. Llegué al inicio del sendero y con todo el ánimo empecé a avanzar. No llevaba ni un kilómetro cuando tuve que parar a tomar un poco de agua y descansar; no contaba con que ese día la temperatura superaba los 30°C y que no había un solo espacio para cubrirme del sol. Pero no me iba a rendir, con mi gorra, agua y bloqueador estaría bien.

Seguí caminando y unos minutos después escuché que subía un carro; era una camioneta roja. El calor era agotador y aunque nunca había hecho “dedo” o autostop, mi instinto de supervivencia me hizo sacar la mano y hacerles una seña para que me llevaran. Este viaje a Jujuy sería mi primera vez.

diferentes paisajes en jujuy argentina
Diferentes paisajes en el camino hacia la Garganta del diablo en Jujuy

Para mi sorpresa el carro se detuvo. El copiloto bajó la ventana y apareció Marcela, una mujer de unos 50 y poco años. Como ese camino solo llevaba a la Garganta del Diablo, ofrecieron llevarme y yo feliz de la vida me subí al carro.

Empezamos a conversar, también era su primera vez en un auto con una desconocida. Y aunque muchas veces uno se pone en riesgo sin saberlo, yo me sentía en plena confianza con esta pareja que me había recogido en medio de la carretera por Jujuy.

Terminamos pasando el día juntos, contando historias, hablando de nuestras familias. Ellos paseando en carro, quedándose en hoteles y disfrutando sin limitaciones; yo caminando, entre hostales y Couchsurfing y haciendo los planes más económicos posibles. Pero la vida nos había puesto en el mismo lugar.

Me llevaron de regreso a mi hostal y al final me preguntaron qué haría al siguiente día. La verdad era que yo no tenía planes ni fechas, así que me uní a los de ellos.

salineras de jujuy
Salineras de Jujuy

No sé cómo pero pasaron uno, dos, tres, cuatro días. Estos señores se terminaron convirtiendo en mis “padres” por casi una semana. Decían que yo les recordaba a sus hijas y que si fuera una de ellas, estarían felices de saber que alguien en otro lugar del mundo las cuidaría así.

¡Me trataron con tanto cariño! No tenían ningún compromiso ni obligación conmigo y yo no dejaba de sorprenderme por su amabilidad. Me llevaron a lugares increíbles, a cenar, a pasear por Jujuy como una familia. Con ellos conocí Purmamarca, las Salinas Grandes, Humahuaca y otros pueblitos hermosos de la región.

Tristemente, las fotos que nos tomamos juntos se perdieron con mi cambio de teléfono. Hoy en día los sigo recordando, agradeciendo a la vida a las personas maravillosas con las que me he encontrado en el camino. No sé si los vuelva a ver, pero en mi mente y corazón quedarán los recuerdos increíbles que viví en Jujuy con mis «papás adoptivos», como les decía.


¿Te gustó mi anécdota en Jujuy? Tú también puedes vivir muchas aventuras por el mundo. Aprende aquí cómo planear tus itininerarios de viaje perfectos, son agencias ni gastos extra.

ruta de viaje como planear tu itinerario Previous post Itinerarios de viaje: cómo planear tu ruta perfecta
Guía de viaje isla fuerte colombia Next post Isla Fuerte, Colombia: guía de viaje actualizada 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *