El transporte público en Berlín es cómodo, seguro y económico si se compara con otras ciudades de Europa. Incluye el Metro (U-Bahn), el tren suburbano (S-Bahn), autobuses y el tranvía. Para su uso, primero debes saber que Berlín se divide en tres zonas o anillos.

  • La zona A: comprende el centro de la ciudad, es el anillo más interior que permite acceder al tren suburbano (S-Bahn)
  • La zona B: el anillo medio. Incluye los alrededores del centro de la ciudad, hasta donde termina el territorio urbano
  • La zona C: el anillo más exterior. Abarca los alrededores que limitan con la ciudad, como el Aeropuerto Berlín-Schönefeld y el campo de concentración de Sachsenhausen.
Estacion alerxanderplatz metro berlin
Estación de Metro Alexanderplats, una de las más importantes del sistema de transporte

Según los lugares que desees visitar, los días que vayas a estar en la ciudad y el lugar en el que te encuentres hospedado, puedes acceder a billetes de transporte combinados por zonas como AB, BC y ABC. Los precios varían según las zonas que se quieran visitar, siendo € 1,70 el valor mínimo de un tiquete.

Es posible comprar tiquetes grupales (para hasta cinco personas) y obtener un precio más económico, o conseguir “abonos” (tiquetes válidos por uno o siete días) que son válidos hasta las 3:00 horas del día siguiente al de su validación.

Es importante saber que en las estaciones de metro y trenes no existen torniquetes. Por eso, es necesario validar el tiquete junto a la máquina expendedora de billetes; este tendrá vigencia por dos horas a partir de su validación. Otra excelente opción para recorrer Berlín es rentar una bicicleta. Toda la ciudad tiene un carril exclusivo para ellas, con más de 620 kilómetros y no hay ni una cuesta; además, es una opción que ayuda al cuidado del medio ambiente.

Otras recomendaciones para visitar Berlín

  • Consigue un mapa del sistema público de transporte o toma una foto a los mapas que encuentras en los paraderos de buses y en las estaciones de metro. Si tienes internet, solo accede aquí.
  • Valida siempre tu tiquete para evitar una multa. Los revisores no suelen usar uniforme y nunca sabes quién podrá ser uno de ellos.
  • El tiquete más común para turistas incluye las zonas AB. El aeropuerto de Shönefeld y el campo de concentración de Sachsenhausen están en la zona ABC.
  • Los tiquetes para todo el sistema de transporte se pueden obtener a través de taquillas en las estaciones o de máquinas automáticas con un sencillo menú en varios idiomas.
  • Si viajas con niños, ten en cuenta que los menores de seis años no necesitan tiquete y además, niños entre los 7 y 14 años obtienen una tarifa reducida.

Sigue estas recomendaciones y evita perderte en Berlín como me pasó a mí. Conoce la historia aquí.

Berlin en la noche Previous post Cómo sobreviví a una noche perdida en Berlín
Policia transito carolina del norte Next post Multa en USA: por qué fui a la corte como turista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *